Turquesa La piedra Protectora

Piedra de la Alegría del Bienestar y Protectora. Ha sido usada como amuleto desde tiempos remotos.
turquesa-la-piedra-protectora

Dicen que la Turquesa es la Piedra Protectora de la Alegría y del Bienestar.

No resulta difícil distinguir la piedra protectora “La Turquesa”, puesto que su color es único y puede variar entre el celeste o azul claro hasta el azul verdoso tan identificativo. 

Es una piedra tan bonita, que en RAMÓN DURÁN JOYEROS en Madrid sabemos que se convierte en la acompañante ideal de muchas joyas.

¿Quieres conocer un poco más sobre la Turquesa?

Su nombre proviene del francés “pierre turquoise”, que viene a significar piedra turca. El origen de este nombre se debe a que Turquía era el país donde se comercializaba esta piedra. A pesar de que carecía de yacimientos propios, Irán si los tenía y las comercializaba en Turquía en su ruta hacia el resto de Europa. Los árabes la conocen como Fairuz o piedra de la suerte, se monta en anillos, collares y pendientes. Eficaz contra el mal de ojo y las afecciones oculares.

Esta piedra semipreciosa sé la considera una de las más antiguas del mundo. En culturas tan diversas como la china, la persa, azteca y egipcia ha sido usada como amuleto desde tiempos remotos. Además de estar considerada como la piedra protectora también la consideran piedra de la alegría y la felicidad, es una piedra que ha sido utilizada como amuleto desde tiempos remotos. Según las creencias populares, fomenta la sintonía espiritual y potencia la comunicación con el mundo físico y el espiritual.

Desde RAMÓN DURÁN JOYEROS en Madrid te damos un truco muy sencillo para saber si una piedra semipreciosa es natural o sintética.

Lo único que tienes que hacer es tocarla, sí, es tan sencillo. Todas las piedras naturales están muy frías, tienen una gran diferencia de temperatura comparada con las sintéticas. Otra opción para las turquesas y otras piedras semipreciosa porosas, es frotarlas con un algodón empapado en alcohol, si estan tratadas o teñidas deben perder parte del color.

-Una turquesa tratada, como su propio nombre indica, es aquella que ha sido sometida a un proceso de mejora en sus cualidades. O bien se le ha dado barniz, aceite o cera para mejorar su color, pero es de menor calidad que una natural. 

En Ramón Durán Joyero te iremos contando más curiosidades sobre los minerales y las piedras preciosas y semipreciosas.

¿Quieres ser uno de nuestros distribuidores?

OPCIÓN 1: Llámamos  915 493 364

OPCIÓN 2: Déjanos tus datos, pasaras a una de nuestras listas de posibles distribuidores y nos pondremos en contacto contigo.

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?